Stress-Test de Liquidez Banca Europea 2019 – Principales Conclusiones

Recientemente ha aparecido en prensa una noticia sobre la capacidad de los bancos europeos para resistir una situación prolongada de crisis que afecte a su liquidez. Dicha noticia se basa en los resultados de un ejercicio de estrés requerido por el Banco Central Europeo sobre un total de 103 que supervisa directamente.

Según el artículo, el lector puede haber llegado a dos conclusiones muy distintas sobre la fortaleza de los bancos europeos. Algunos titulares dicen que el 90% de la banca tiene liquidez suficiente, mientras que otros medios publican que la mitad no aguantaría una crisis de liquidez. Interpretar adecuadamente los resultados requiere algo de análisis en mayor profundidad.

Origen del ejercicio de estrés.

Cada dos años la banca europea realiza un ejercicio de estrés general (los años pares) y entre éstos el BCE requiere unos ejercicios “temáticos”. En 2017 fue sobre Margen de Intereses y en 2019 ha sido sobre liquidez. Cabe recordar la experiencia reciente de Popular, Veneto, Popolare di Vicenza, por ejemplo. De este modo, el BCE ha conducido dicho ejercicio de supervisión para prevenir situaciones similares. Se ha denominado LiST (Liquidity Risk – Stress Test) 19.

Principales aspectos metodológicos.

Se ha centrado en el riesgo de liquidez a corto plazo (hasta 6 meses), basándose en el informe COREP C66 que las entidades deben reportar periódicamente al BCE, pero con algunas modificaciones e información adicional necesaria como la relativa a colaterales. En dicho informe se estima, bajo un escenario base, un horizonte de supervivencia, que mide el número de días en que un banco puede hacer frente a salidas netas de liquidez usando la capacidad de generación de liquidez disponible en el momento del análisis.

Se calcula el horizonte de supervivencia también bajo dos escenarios idiosincráticos con diferentes grados de severidad (calibrados en función de los recientes episodios de crisis de liquidez). No es objeto de este artículo repasar en detalle la metodología aplicada, pero algunos de los impactos que se deben evaluar serían:

  • Shock adverso, salidas más intensas en depósitos a plazo y vista, salidas por bajada de un notche en el rating y salidas de liquidez contingentes.
  • Shock extremo, salidas por bajada de tres notches, salidas más severas de liquidez (mayores salidas de depósitos a plazo y vista y mayores salidas por obligaciones contigentes).

Además del cálculo a nivel consolidado, se realiza un análisis detallado para las divisas más significativas y para distintos niveles de subconsolidación. El objetivo es obtener información granular para valorar la distribución de la liquidez dentro de los grupos y potenciales gaps significativos de liquidez en divisas distintas al euro.

El ejercicio de estrés se incorpora al SREP (Supervisory Review and Evaluation Processes). Aunque los resultados no van a tener un impacto directo en los requerimientos de capital, sí que se van a integrar en la puntuación del Liquidity Adequacy Score.

Dentro del ámbito del ejercicio de estrés, se realiza también un análisis de consistencia con otros reportes de liquidez regulatoria y se estima el momento en el que el LCR caería por debajo del 100%.

Conclusiones del BCE

  • En promedio, el porcentaje de activos que son líquidos es del 23% del total. Aunque los bancos tienen capacidad de generar colateral adicional en un 6% de media, de modo que el total de activos líquidos alcanza aproximadamente el 29% sobre el total. En relación con lo anterior, los bancos más grandes hacen una gestión más activa de los colaterales.
  • El 90% de los bancos sobrevivirían al menos dos meses en el escenario extremo. En este escenario las salidas suponen un 27% sobre el total de activos (en seis meses). El plazo medio de supervivencia es de 176 días en para el escenario adverso y de 122 para el extremo.
  • Los resultados obtenidos para un horizonte de 30 días son consistentes con el LCR reportado.
  • Los bancos más grandes están más expuestos al riesgo de liquidez debido a que en su mix de financiación tienen más peso los depósitos menos estables y la financiación mayorista.
  • En relación con el análisis granular se verifica que:
    • Los horizontes de supervivencia en divisa son aproximadamente la mitad que los del balance en euros (en varios casos, incluso los horizontes son inferiores a 30 días).
    • Las filiales fuera del área euro muestra horizontes más cortos debido a que mantienen reservas de liquidez más bajas y se encuentran más expuestas a la financiación mayorista e intragrupo.
  • Algunos bancos muestran una caída muy significativa de la liquidez pasados 30 días como consecuencia de una estrategia de optimización del LCR. En estos casos, el regulador iniciará un proceso de diálogo individual con el banco en cuestión. Adicionalmente, la utilización de colateral swaps, será objeto de estudio posterior más en detalle para analizar las potenciales implicaciones sistémicas de la interconexión que crea entre las entidades financieras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.