Informe trimestral de ALM en Perú – 4T 2020

Si bien  la incertidumbre ha disminuido considerablemente desde el inicio de la pandemia, gracias en parte a la aparición de vacunas que ayudan a contener la propagación del virus, aún están presentes grandes desafíos para el futuro de la banca. Un ejemplo de lo anterior se puede ver en el comportamiento exhibido en los créditos concedidos por la banca, donde la tasa de crecimiento fue disminuyendo a medida que avanzaba el año, mientras los depósitos aumentaban sobre todo en el segundo semestre del año, cuando las personas más buscaban mantener liquidez.

A continuación, le mostramos el detalle sobre la evolución del balance de la banca comercial en Perú así como del margen, la liquidez o las tasas, entre otras.

01 Balance

El año 2020 ha sido un año de grandes desafíos para el sector bancario, con una situación económica que probablemente no estaba dentro sus escenarios presupuestados. En el cuarto trimestre los activos continuaron atenuando su crecimiento, terminando con un aumento del 1,2%, bastante inferior al 4% y 13,1% del tercer y segundo trimestre respectivamente. A pesar de lo anterior, los activos del sistema bancario aumentaron un 24,4% en tasas interanuales, muy por sobre el 7,5% experimentado a finales del año 2019.

Los activos del sistema bancario aumentaron aumentaron un 24,4% en tasas interanuales, muy por sobre el 7,5% experimentado a finales del año 2019.

 

                                                                                         Activo

El total de activos de la banca múltiple ascendió a 515.447 millones de soles, es decir, una cuarta parte más que un año antes. Sin embargo, este crecimiento ha sido muy dispar para las distintas masas del balance. Así, buena parte del crecimiento se ha concentrado en los portfolios de inversiones y en el disponible. Por su parte, la cartera de crédito vigente no ha aumentado tanto, por lo que ha perdido peso sobre el total del activo. Es normal considerando el impacto que la pandemia ha tenido sobre la actividad económica de las empresas, los hogares y el sector público.

 

Dentro de la categoría de créditos, los comerciales fueron los que más aumentaron con un 22,9% interanual, explicado principalmente por el aumento de los préstamos en un 43,3%. Aunque en el cuarto trimestre esta partida experimentó un leve descenso del 0,9%, el enorme incremento interanual refleja el compromiso de la banca peruana con la financiación de las empresas locales. Por otro lado, los créditos de comercio exterior se han contraído notablemente (-26,3%) como consecuencia de la desaceleración del comercio internacional causado por la pandemia mundial.

Los créditos al consumo finalizaron el año con una reducción importante del 6,7% en claro contraste con el crecimiento del 12,9% visto en 2019, reflejando el impacto negativo que las restricciones a la movilidad ha tenido sobre el consumo minorista. El principal factor de esta caída son las tarjetas de crédito que acumulan una disminución anual del 20,1%. Los préstamos si bien venían descendiendo, en el último trimestre revertieron esta tendencia creciendo un 3,4%.

Los créditos hipotecarios continuaron con la tendencia alcista y volvieron a crecer en el último trimestre aumentando un 2,4%, bastante superior al 0,9% del trimestre anterior. Sin embargo, en su comparación anual crecieron sólo un 4,6%, bastante menos en comparación con el 8,7% experimentado el 2019.

Los créditos comerciales fueron los que más aumentaron durante el año con un 22,9% interanual.

 

Pasivo

Los pasivos del sistema bancario crecieron un 27,6% en términos anuales y un 1,2% durante el cuarto trimestre; menor en relación al crecimiento de 4,4% experimentado en el tercer trimestre.

Las obligaciones con el público llegaron al 71% del total del pasivo, aumentando un 25,4% en el año, evidenciando el aumento de la aversión al riesgo del público y la búsqueda de liquidez ante la alta incertidumbre.

Resalta el aumento del 170,6% de las cuentas por pagar.

 

Desde el inicio de la pandemia los clientes han optado por incrementar su posición de liquidez, lo que se ha visto reflejado en el gran crecimiento que experimentaron los depósitos a la vista y de ahorro, con tasas anuales del 47,2% y del 47,8%, respectivamente. No obstante, en el cuarto trimestre se observa un leve descenso de los depósitos a la vista. Por su parte, los depósitos a plazo si bien aumentaron un 1,6% en el trimestre, se redujeron en un 5,6% con respecto al año anterior.

Durante el cuarto trimestre, los depósitos del sistema financiero continuaron con la tendencia decreciente que venían exhibiendo, disminuyendo levemente un 0,2%, para terminar el año decreciendo un 9,6% en relación con el 2019. Los depósitos a largo plazo se redujeron considerablemente en un 16,9% anual y los depósitos a la vista lo hicieron en un 2,6%.

El patrimonio de la banca peruana llegó a 53.815 millones de soles, creciendo un 2,2% anual. El capital social y las reservas aumentaron fuertemente, un 12% y 22,1% respectivamente, para hacer frente al aumento del riesgo presente en los balances. El resultado neto del ejercicio llegó a los 2.112 millones de soles, reduciéndose en 8,8% en el último trimestre y un 76,8% anual.

Las obligaciones con el público llegaron al 71% del total del pasivo, aumentando un 25,4% en el año, evidenciando el aumento de la aversión al riesgo del público.

02 Margen Financiero

Los ingresos financieros se han visto impactados negativamente. La reducción en el consumo derivada de la baja en la actividad económica, junto a las disminuciones en las tasas de referencia terminaron por mermar la rentabilidad de la banca. Pese a lo anterior, los gastos financieros también se han reducido considerablemente en el periodo, ayudado por un aumento de los pasivos de bajo costo tales como cuentas a la vista y de ahorro. Esto ha ayudado a controlar los gastos financieros dando como resultado que el impacto en términos de margen no haya sido tan negativo.

Desde marzo la variación anual del margen financiero es negativa. Los ingresos por intereses han bajado considerablemente, pasando de unos ingresos de $8.435 millones de soles en el primer trimestre, a $6.719 millones de soles en el cuarto trimestre, una reducción aproximada del 20%. Por su parte, el margen financiero pasó de $6.158 millones en el primer trimestre a $5.297 millones en el cuarto, una disminución próxima al 14%.

03 Liquidez 

Luego del primer trimestre del 2020 comenzó a aumentar el ratio de liquidez tanto en moneda nacional como en moneda extranjera.

El aumento del ratio en moneda nacional viene explicado, principalmente, por el aumento de los activos líquidos por sobre el aumento de pasivos líquidos. Así en el cuarto trimestre los activos líquidos de la banca crecieron en un 16%, sin embargo, los pasivos líquidos casi no aumentaron, mostrando una variación positiva de apenas 0,5%.

En el cuarto trimestre el ratio en moneda local llegó hasta el 52,2%, acumulando un crecimiento anual superior al 93%. Sin embargo, en moneda extranjera el ratio apenas varió con un decrecimiento inferior al 1% anual, ubicándose en el 49,2%.

04 Mercados

Tasa de interés local

Se observa que las tasas de interés interbancarias en soles se mantuvieron muy estables durante el segundo semestre manteniendo una pendiente positiva . Recién, a partir de noviembre, se observó un pequeño aumento de las tasas a más largo plazo, llegando hasta 0,78%. Se mantuvo el claro contraste con el primer semestre, cuando las tasas máximas llegaban hasta el 1,37%.

 

 

Tasa de interés USD

Si bien las tasas Libor mantienen una pendiente positiva, ésta se ha reducido constantemente  durante el segundo semestre del año, manteniéndose cercanas a cero las tasas de más corto plazo. Esto debido principalmente a los estímulos monetarios y las reducciones en las tasas de interés de los bancos centrales.

 

 

 

Tal como se dio la tónica en los demás países de la región, el estancamiento económico y aumento del desempleo producto de la aparición de la pandemia impulsó a los gobiernos y bancos centrales a intervenir promoviendo estímulos a través de paquetes económicos y reducciones en la tasa de interés de referencia. A partir de marzo, el Banco Central de Reserva (BCR) comenzó a reducir fuertemente la tasa de política monetaria pasando de 2,25% hasta 0,25% en abril, manteniéndose en este nivel durante todo el resto del año. Bajo este contexto, el IPC mantuvo una tendencia alcista durante este periodo terminando el año en 135,32 puntos.

Recientemente, en enero, el Banco Central informó que continuará con la política monetaria expansiva que ha venido utilizando durante el 2020, manteniendo la tasa de interés de referencia en su nivel actual del 0,25%, además de mayores operaciones con el fin de inyectar liquidez a la economía por un periodo prolongado mientras persistan los efectos de la pandemia. En este sentido, recientemente  incorporó como parte de sus instrumentos monetarios a las Operaciones Condicionadas a la Expansión del Crédito a Largo Plazo con el objetivo de potenciar la transmisión de su política monetaria hacia las tasas de interés de largo plazo.

El Banco Central informó que continuará con la política monetaria expansiva que ha venido utilizando durante el 2020.

 

Si bien la inflación anual en el país se mantuvo moderada en el año en relación a su comportamiento histórico de años anteriores, terminando en 1,97%, apenas superior al 1,9% de 2019, en su variación mensual mostró bastante volatilidad con meses donde varió más del 0,4%.

A pesar de la fuerte baja en las tasas de interés de referencia y las fuertes inyecciones de liquidez a la economía, la aversión al riesgo de los inversionistas aumentó considerablemente durante el año, derivado de la elevada incertidumbre que atrajo la pandemia, lo que produjo un fuerte aumento de la demanda de activos de refugio, tales como los activos del gobierno. Este fenómeno, junto a la reducción del consumo, ayudó a contener la inflación que se hubiese esperado bajo condiciones económicas normales.

Para el 2021 el BCR proyecta una inflación que variará entre el 1,7% y el 2,1%, colocándose dentro del rango meta de 1% a 3%. Los analistas por su parte consideran que la inflación llegará a 2,1% en 2021 y para el 2022 a 2%.

Para el 2021 el BCR proyecta una inflación que variará entre el 1,7% y el 2,1%.

05 Conclusiones

Concluyó un año atípico para todos y aún está por ver la evolución de los próximos meses ligada, principalmente, a los procesos de vacunación.

En términos macroeconómicos la economía peruana sufrió una contracción estimada del 11,6%. Sin embargo, el gobierno pronostica que el PIB del país se recuperará un 10% en 2021 y, en promedio, un 4,1% entre 2022 y 2026 impulsado principalmente por el fortalecimiento de la demanda interna y externa, así como en el impulso de la competitividad y la productividad. La deuda pública llegó al 35% del PIB, colocándose bastante por debajo de la mediana de los países de América Latina del 81,6% del PIB.

En lo respectivo a ALM, el principal reto para los bancos de cara al futuro se centrará en mantener unos márgenes financieros adecuados dado los riesgos asumidos. Durante todo el año la banca vio el margen financiero caer cada trimestre, para terminar el año un 7,53% por debajo del año anterior. Ante esta situación la banca respondió rápidamente, reduciendo fuertemente los gastos financieros a partir de marzo.

La liquidez parece no ser un problema para el sector. Los bancos se prepararon ante posibles contingencias aumentando el ratio de liquidez en moneda nacional casi al doble en el año, llegando al 52,2%. Ahora esta por ver cómo evolucionaran las moras de los créditos concedidos.

 

 

Aviso legal

El presente documento ha sido preparado por Mirai Advisory S.L., y se facilita sólo a efectos informativos. No constituye ninguna recomendación ni propuesta de inversión ni de cobertura de riesgos. En ninguna circunstancia deberá usarse ni considerarse como una oferta de venta o de compra. Asimismo, la simple puesta a disposición del mismo a un cliente, o un posible cliente, no implica la prestación de un servicio de asesoramiento en materia de inversión o de cobertura de riesgo.

Este informe incluye una explicación objetiva e independiente de los asuntos incluidos en el mismo. La información y las opiniones recogidas en el presente informe se han obtenido o se basan en fuentes públicas tales como la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS), el Banco Central de Reserva del Perú (BCRP), la Asociación de Bancos del Perú (ASBANC) y empresas especializadas en información económica que se consideran fiables; si bien no manifestamos ni garantizamos, ni de forma expresa ni implícita, que dicha información sea exacta, completa o que esté actualizada. La información y las opiniones incluidas en el informe se publican para que sirvan de orientación para los receptores de estas, pero no deben considerarse irrefutables, al tiempo que están sujetas a cambios sin previo aviso y no están dirigidas a servir como única base de evaluación de los instrumentos analizados. Dichas opiniones muestran la evolución histórica de los mercados sin que puedan derivarse de ningún modo estimaciones certeras ni concretas de evolución de productos y determinadas variables. Rentabilidades pasadas no presuponen en ningún caso rentabilidades futuras. Cualquier referencia a resultados pasados no deberá interpretarse como una indicación de resultados futuros.

Toda inversión en mercados financieros está sujeta a riesgos, incluido el riesgo de pérdida del principal invertido y de ausencia de rentabilidad. Entre los riesgos cabe mencionar, a título enunciativo y no limitativo, riesgos de mercado, de crédito, de emisor y contrapartida, de liquidez, de tipo de cambio por fluctuaciones de valor y a la posible pérdida del capital invertido. Los consultores de Mirai Advisory S.L. pueden proporcionar a sus clientes informaciones de mercado o estrategias de negociación, bien sea de forma oral o escrita, que reflejen opiniones divergentes a las expresadas en el presente documento. Asimismo, Mirai Advisory S.L. o cualquiera de las entidades del Grupo Mirai pueden adoptar decisiones de inversión que no sean coherentes con el contenido del presente documento. Ninguna de las empresas del Grupo Mirai se hace responsable de las pérdidas directas o potenciales que se deban al uso de este informe o de su contenido.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.