IRRBB en Chile: Cómo implementar el informe R13

En 2004 el comité de Basilea ya abordó el riesgo de tasa de interés en el libro de banca -IRRBB- en el documento Principles for the management and supervision of interest rate risk y lo enmarcó dentro del Segundo Pilar del marco de capital de Basilea. No obstante, dada la disparidad de criterios, incluso dentro de un mismo país, a la hora de establecer los mecanismos de medición y control, no se estableció un modelo estandarizado para IRRBB. Fue en 2015 cuando el comité de Basilea retomó esta idea y en 2016 promulgó el documento definitivo que sería de obligado cumplimiento para los grandes bancos internacionales desde 2018; dejando a discreción de los reguladores locales su adaptación y posterior aplicación al resto de entidades financieras.

En nuestro blog pueden encontrar diferentes artículos que hacen referencia al riesgo de tasa de interés en el libro de banca e, incluso, hemos elaborado un whitepaper detallado sobre este tema -si desea recibir una copia, háganoslo saber a través de los comentarios-.

En esta ocasión, iniciamos una serie de artículos para explicar el alcance de la nueva regulación chilena en materia de IRRBB o Riesgo de Mercado en el Libro de Banca -RMLB- y cómo abordarla con una herramienta de gestión avanzada de balance como la nuestra –MAT-.

En septiembre de 2020, la CMF publicó el capítulo 21-13 que recoge la nueva normativa de capital y, dentro de ésta, el nuevo informe de RMLB también conocido como R13. Este nuevo informe tiene como objetivo medir la variación tanto del valor económico de los recursos propios -EVE- como de los ingresos netos por intereses -NII- ante distintos escenarios de estrés.

Para cumplimentar adecuadamente el informe R13 es necesario contar tanto con la información adecuada como con una herramienta de gestión de balance que nos permita realizar los cálculos requeridos por la normativa.

  • En términos de información, debemos contar con lo siguiente:
    Información contractual del activo, pasivo, patrimonio y fuera de balance: un registro por cada contrato del balance y los atributos que sean necesarios en función de cada producto. Se puede realizar con pools de contratos pero se pierde detalle y calidad en el cálculo.
  • Curvas: se requiere la curva o curvas de tasas libres de riesgo.
  • Modelos de comportamiento de clientes: es necesario contar con la definición de los modelos de prepago y de cuentas sin vencimiento para el escenario base. Para el resto de escenarios, estresaremos estos modelos.

La calidad de los datos es esencial. Sin embargo, lo que marcará la diferencia será poder contar con una herramienta que permita no solo generar los flujos a reprecio de cada uno de los contratos del balance y para cada uno de sus componentes -principal, intereses y spread-, sino también, realizar la valoración de las opciones explícitas e implícitas, generar los resultados en los diferentes escenarios teniendo en cuenta los shocks en las curvas y en los comportamientos y generar los contratos de nuevo negocio; entre otras muchas cosas.

Con el fin de facilitar la comprensión de la nueva normativa, nos hemos propuesto ejecutar un ejercicio real con MAT en el que mostraremos el cálculo del nuevo informe paso a paso. Para ello, utilizaremos un balance simulado de 64.000 millones de dólares correspondiente a nuestra entidad MAT Chile que, a su vez, ostenta una filial local y otra en el extranjero.

Con este punto de partida, el siguiente paso consiste en cargar la información contractual en MAT, parametrizar la herramienta y generar el informe final. Pero esto lo abordaremos en los próximos artículos.

Si desea obtener más información sobre cualquier de los puntos tratados en este artículo, solo tiene que dejarnos un comentario y nos pondremos en contacto con usted.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.