Riesgo de tipo de cambio

A pesar de que la gestión del Riesgo Estructural de Balance suele estar enfocada mayoritariamente a la gestión del Riesgo de Tipo de Interés y a la gestión del Riesgo de Liquidez, riesgos que ya han sido comentados y analizados en profundidad en nuestro Blog, existen otros riesgos que también son objeto de análisis desde el punto de vista de la Gestión de Activos y Pasivos (ALM). Uno de ellos es el Riesgo de Tipo de Cambio.

El Riesgo de Tipo de Cambio (RTC), también conocido como Riesgo Cambiario o Riesgo Divisa, se define como la posibilidad de sufrir pérdidas por fluctuaciones en los tipos de cambio de las monedas en las que están denominados los Activos, Pasivos y Operaciones Fuera de Balance de una entidad. Por tanto, una institución está sujeta a Riesgo de Tipo de Cambio cuando el valor actual de sus Activos en una determinada divisa no coincide con el valor actual de sus Pasivos en esa misma divisa y dicha diferencia no se ve compensada por instrumentos fuera de balance.

Los movimientos en el tipo de cambio de las monedas están determinados por la oferta y demanda en los mercados de divisas, pueden ser afectados por las políticas monetarias que aplican los Bancos Centrales y están también sujetos a efectos especulativos. Por tanto, existen numerosos factores, y a veces difíciles de cuantificar o predecir, que afectan a los movimientos en el valor y el cambio de las diferentes monedas.

En toda entidad pueden diferenciarse los siguientes tipos o manifestaciones del Riesgo de Tipo de Cambio:

  • Riesgo Contable o de Conversión: Surge cuando existen dentro del Balance de la entidad monedas diferentes a las empleadas para mostrar la información contable. En estos casos, existen incrementos o disminuciones en las diferentes partidas contables como consecuencia de oscilaciones en las cotizaciones de las divisas, afectando de esta manera al valor de los Activos y Pasivos mostrados en Balance en moneda “local”. Por tanto, en cada fecha de Balance, el valor en moneda “local” de estas partidas variará en función del valor de Tipo de Cambio del momento, generando informes financieros o contables inexactos. Este Riesgo existirá también al generar un Balance Consolidado de una determinada entidad que opere en diferentes países y monedas (Riesgo de Consolidación).
  • Riesgo Económico: Provocado por las posiciones en monedas distintas a la moneda funcional elegida por la entidad como característica de su actividad, que puede ser igual o diferente de la empleada para presentar las cuentas anuales. Dicho Riesgo nace del impacto que las oscilaciones de los Tipos de Cambio generan en los flujos de caja futuros –cobros y pagos–, afectando, por tanto, al valor de mercado de la entidad.
  • Riesgo de Transacción: Surge cuando existen operaciones realizadas en moneda extranjera que aún no están vencidas –operaciones futuras– y, por tanto, la cuantía de los flujos monetarios de dichas operaciones dependerá del Tipo de Cambio vigente en el momento en el que esas operaciones se ejecuten. De esta manera, nace la posibilidad de incurrir en pérdidas –también de obtener beneficios– en el momento de liquidación de la operación en una fecha futura si ésta está realizada en moneda extranjera.

Habitualmente, al analizar el Riesgo de Transacción se suelen combinar los flujos futuros de operaciones conocidas con flujos futuros de operaciones esperadas dentro de un periodo de tiempo determinado, generalmente un año.

Además, el Riesgo de Transacción se analiza distinguiendo entre:

  • Exposición a Largo Plazo y a Corto Plazo
  • Flujos de caja procedentes de operaciones propias de negocio y flujos de capitales ajenas a la operativa propia del negocio
  • Operaciones de origen interno o con terceros

Es importante matizar que estas manifestaciones del riesgo no son independientes entre sí, sino que están relacionadas entre ellas, de tal forma que todas forman parte del análisis y la gestión del Riesgo de Tipo de Cambio. Por tanto, las entidades han de considerar y analizar todas estas manifestaciones aunque existan diferencias en la interpretación y gestión de cada una de ellas.

Una vez definidas las diferentes manifestaciones a considerar a la hora de evaluar el Riesgo de Tipo de Cambio, es posible determinar qué factores son trascendentes al analizar el posible impacto surgido por la volatilidad en la valoración de las monedas. Los factores a considerar son los siguientes:

  • Análisis de Balance: Estudiando qué Activos y Pasivos tiene la entidad cuyo valor puede verse afectado por cambios en la valoración de las monedas. Además, se ha de estimar si la posición de dichos Activos y Pasivos es corta o larga ya que, en función si es una u otra, el Riesgo de Tipo de Cambio se manifestará por la apreciación o depreciación de la moneda correspondiente.
    • Activos / Posición Larga: Activos en divisa > Pasivos en divisa; Riesgo de Tipo de Cambio manifestado en la depreciación de la moneda correspondiente
    • Pasivos / Posición Corta: Pasivos en divisa > Activos en divisa; Riesgo de tipo de Cambio manifestado en la apreciación de la moneda correspondiente
  • Análisis de operaciones previstas: Dichas operaciones a considerar son cobros y pagos futuros en moneda extranjera que ya estén comprometidos o cobros y pagos que, aunque no están comprometidos, son altamente probables. Se considera un periodo temporal concreto y se observa la exposición a través del análisis de buckets temporales, generalmente mensuales.
  • Análisis de sensibilidad: Para ello se han de simular escenarios simples de tipos de cambio y efectuar análisis de sensibilidad para cada una de las simulaciones. Dichos escenarios pueden ser generados a través de movimientos históricos en los tipos de cambio o siguiendo una simulación de MonteCarlo.

De esta manera, hemos intentado introducir de manera clara y detallada en qué consiste el Riesgo de Tipo de Cambio y cuáles son sus manifestaciones para cualquier entidad con operativa en moneda extranjera. En próximas entradas se profundizará acerca de cómo es la gestión que las entidades realizan ante las diferentes manifestaciones relativas al Riesgo de Tipo de Cambio.

Es posible realizar cualquier tipo de comentario, duda o sugerencia a través del Blog. Estaremos encantados de responder.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.