Ratio de Cobertura de Liquidez -LCR-

Como se explicó en entradas anteriores, el Comité de Basilea reforzó el marco de supervisión y gestión del riesgo de liquidez con la entrada de dos ratios cuyos objetivos son complementarios. En esta entrada hablaremos de uno de ellos: el Coeficiente de Cobertura de Liquidez o LCR y en posteriores entradas se hablará del Coeficiente de Financiación Estable Neta o NSFR.

El objetivo de imponer un ratio mínimo es promover la resistencia a corto plazo del perfil del riesgo de liquidez de un banco, garantizando que tenga suficientes activos líquidos de alta calidad para superar un escenario de tensión significativo durante un periodo de 30 días.

La idea es que como mínimo, el fondo de activos líquidos permita al banco sobrevivir hasta el trigésimo día del escenario de estrés, ya que para entonces se supone que se habrán adoptado las medidas correctoras necesarias por parte del banco o del supervisor.

Liquidity Coverage Ratio – LCR

Actualmente el LCR se encuentra en período de observación, que concluye a finales de año y durante el cual todavía se pueden incluir modificaciones en la definición. Una vez transcurrido este plazo, el ratio entrará en vigor oficialmente el 1 de enero de 2015 pero el requerimiento mínimo se establecerá en el 60% e irá aumentando anualmente en igual grado hasta alcanzar el 100% el 1 de enero de 2019.

Como ya se introdujo en anteriores entradas, la expresión del LCR es la siguiente:

formula lcr

Numerador

El stock de activos líquidos de alta calidad es el fondo de activos con que las entidades deben contar para hacer frente a sus necesidades de liquidez.

Estos activos se caracterizan por:

 → Posibilidad de transformarse en efectivo fácil e inmediatamente con pérdida de valor escasa o nula
 → Escaso riesgo de crédito y de mercado -alta calificación crediticia-
 → Facilidad y seguridad de valoración
 → Baja correlación con activos de riesgo
 → Cotización en un mercado de valores desarrollado y reconocido
 → Negociados en mercados activos y amplios con presencia de creadores de mercado comprometidos
 → Fiabilidad de su liquidez al existir reducida concentración de mercado -diversidad de compradores y vendedores-
  Mayor atractivo en situaciones de crisis sistémica

 

Por lo tanto la prueba de la alta calidad de los activos líquidos es que su capacidad para generar liquidez, ya sea mediante venta o endeudamiento garantizado por ellos, permanece intacta incluso en periodos de graves tensiones idiosincrásicas y de mercado. En tales circunstancias, esos activos suelen beneficiarse ante la huida de inversores hacia activos de calidad.

Existen dos categorías de activos líquidos compuestas por aquellos activos que el banco mantiene el primer día del periodo de tensión:

Activos
Nivel 1 Nivel 2
Especificaciones

Pueden incluirse sin limitaciones

Efectivo, reservas en el banco central, valores negociables garantizados por soberanos, bancos centrales, entidades del sector público no pertenecientes al gobierno central, el Fondo Monetario Internacional, el Banco, la Comisión Europea o bancos multilaterales de desarrollo

Pueden representar solamente hasta el 40% del fondo de activos líquidos total

Valores negociables: Créditos a/o garantizados por soberanos, bancos centrales, entidades del sector público no pertenecientes al gobierno central o bancos multilaterales de desarrollo (con ponderación de riesgo 20%)

Bonos corporativos y bonos garantizados (con calificación crediticia superior a AA-)

Ponderación por riesgo Estos activos reciben ponderación por riesgo del 0% y se negocian en mercados repo o de contado, amplios El importe máximo de activos de Nivel 2 aceptable en el fondo de activos líquidos de alta calidad es igual a dos tercios del importe ajustado de los activos de Nivel 1 una vez aplicado el descuento mínimo del 15% al valor corriente de mercado de cada activo
Características comunes
  • Se negocian en mercados repo o de contado que sean amplios, profundos y activos -reducido nivel de concentración-
  • Poseen un contrastado historial como fuente fiable de liquidez en los mercados
  • No representan pasivos de instituciones financieras ni de entidades pertenecientes a su mismo grupo

Denominador

Salidas de efectivo netas totales en los siguientes 30 días:

  • Se define como las salidas de efectivo totales previstas menos las entradas de efectivo totales previstas en el escenario de tensión especificado durante los siguientes 30 días naturales
  • Las salidas de efectivo totales previstas se calculan multiplicando los importes vigentes de las diversas categorías o tipos de pasivos y de los compromisos fuera de balance por las tasas a las que se espera que se cancelen o se disponga de ellos
  • Las entradas de efectivo totales previstas se calculan multiplicando los importes vigentes de las diversas categorías de derechos de cobro por las tasas a las que se espera que entren en el banco según el escenario especificado hasta un límite máximo agregado del 75% de las salidas de efectivo totales previstas

 Por último comentar que, evidentemente, no está permitido incluir activos como parte del fondo de activos líquidos de alta calidad (o sea en el numerador) y computar también como entradas de efectivo (denominador).

Además, es importante recalcar que el escenario definido para el LCR es un requerimiento supervisor mínimo. Las entidades deben realizar sus propias pruebas de estrés adicionales considerando horizontes temporales más amplios y otros escenarios susceptibles de generar dificultades en sus actividades específicas.

Para todos aquellos conocedores de la materia, lanzo una pregunta, ¿se puede calcular el LCR a partir de la información obtenida con los estados de liquidez?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.