La crisis de nuestra generación: La explosión

Hoy continúo sobre la serie de entradas de introducción a la crisis, recomiendo leer La Crisis de Nuestra Generación: El Origen si no lo has leído.

Partiendo de la situación en la que lo dejamos, lo que ocurre es que explota la burbuja inmobiliaria. En otra entrada hablaré sobre la burbuja española, que tiene muchas más particularidades, pero por el momento me centro en Estados Unidos ya que fue la burbuja que dio lugar al origen de la crisis. Otras crisis similares se han dado recientemente en Reino Unido, Hong Kong, Polonia, Hungría y Corea del Sur. Y tiempo hace ya de la enorme burbuja de Japón.

Es difícil identificar el comienzo de una burbuja, pero ya hay textos alertando de la de Estados Unidos en el año 2000, y se establece un fuerte debate sobre si existía o no a finales de 2004. La corrección del mercado comienza entre 2005 y 2006.

La explosión de la crisis

La «explosión» de la burbuja se origina por la morosidad de las hipotecas. En Estados Unidos lo habitual, al contrario de España, es tener hipotecas a un tipo de interés fijo -el nuestro reprecia contra el Euribor-12M anualmente- y es también habitual tener un tipo de interés introductorio de manera que se pagan menos intereses al principio de la vida de la hipoteca para luego tener un ajuste del tipo de interés. La FED subió los tipos de interés entre 2004 y 2006, 15 veces consecutivas -desde un 1% a un 5,25%- lo que dio lugar a que muchas familias no pudiesen hacer frente a los pagos de sus hipotecas. Obviamente se suman todas las hipotecas subprime de las que ya hemos hablado.

Otra diferencia importante entre Estados Unidos -y la mayoría de países occidentales- y España, es que mientras nosotros avalamos la hipoteca con la vivienda y todos nuestros bienes presentes y futuros, en Estados Unidos la garantía es únicamente la vivienda.

En Estados Unidos la garantía de la hipoteca es únicamente la vivienda.

Esto significa que quien no puede hacer frente al pago de su vivienda, entrega las llaves al banco y se acabó el problema -más allá de la dificultad para que luego te concedan otros créditos si lo has hecho-. Para mucha gente es una solución sencilla, también cuando el valor de tu casa se hunde y queda por pagar una hipoteca muy elevada.

Consecuencias

La repercusión en los bancos es que pierden el dinero, se quedan con las viviendas y estas tienen un valor mucho más bajo. Hasta aquí no habría un gran problema, salvo que los bancos que hubiesen tomado malas decisiones y dado hipotecas con alto riesgo de crédito habrían quebrado, y los que hubiesen sido más conservadores o realizado mejores prácticas no se habrían visto tan afectados. Digo que no es un gran problema ya que en comparación con la realidad lo que sucede es que la gravedad se multiplica exponencialmente con los complejos productos financieros de los que se ha llenado el sistema.

En este instante de la crisis muchos bancos han «vendido» sus hipotecas mediante titulizaciones, esto es, el banco ha recibido un dinero a cambio de dar los intereses de las hipotecas a los compradores.

Adicionalmente se han creado coberturas de riesgo de crédito, donde otras entidades han recibido grandes sumas de dinero a cambio de hacer frente a los posibles impagos de los bonos de las titulizaciones. Estos productos están por todo el sistema, la mayor aseguradora de Estados Unidos, AIG, tenía un gran porcentaje de estos productos, y la banca de inversión, como Lehman Brothers, Merryl Linch, Goldman Sachs, etcétera, se estuvieron también lucrando mediante este tipo de inversiones.

Estos productos no sólo se originan en Estados Unidos. En Europa también se crean y de una forma similar están ligados a las burbujas inmobiliarias europeas, aunque en cierta menor medida.

No sólo se ven afectados bancos estadounidenses sino que por todo el mundo, muchos bancos han invertido en modernos y sofisticados productos de inversión sin entender, debido a la complejidad, que el subyacente del producto estaba atado a una burbuja inmobiliaria. Lo único que indicaba la calidad del producto era el rating del mismo, pero ya sabemos que se han sobrevalorado los raitings durante este periodo por intereses de todas las partes implicadas.

Cronología de acontecimientos

Fecha Acontecimiento
8 de febrero de 2007 HSBC anuncia grandes pérdidas en su filial estadounidense debido a las subprime
2 de abril de 2007 La entidad New Century Financial, centrada en subprime quiebra, es la primera entidad financiera en quebrar debido a la situación de las hipotecas
9 de agosto de 2007 Cae el mercado de derivados de crédito tras anunciar Paribas que dos de sus fondos de inversión quedan congelados debido a la falta de liquidez. El Banco Central Europeo inyecta en el sistema 170.000 millones de euros y la FED baja los tipos de interés.
7 de septiembre de 2007 El gobierno de Estados Unidos rescata a Fannie Mae y Freddie Mac, dos gigantes de las hipotecas
15 de septiembre de 2008 Quiebra Lehman Brothers, el cuarto banco de inversión más grande en Estados Unidos. Es aquí donde el sistema se da cuenta de la envergadura del problema, que va más allá de las entidades hipotecarias y la crisis explota. El siguiente día el gobierno de Estados Unidos rescata AIG, la aseguradora con más garantías de crédito de las subprime
17 de septiembre de 2008 Lloyds compra Halifax Bank of Scotland (HBOS), el mayor banco hipotecario de Reino Unido
3 de octubre de 2008 Se aprueba el rescate del sistema financiero en Estados Unidos, se inyectan 700.000 millones de dólares
13 de octubre de 2008 Reino Unido rescata RBS y Lloyds-HBOS
16 de diciembre de 2008 La FED baja los tipos de interés por debajo del 0,25%, su tipo más bajo históricamente y estudia un programa para inyectar más dinero al sistema
2009 Se continúa inyectando dinero al sistema por parte de los gobiernos en Estados Unidos y Europa

El impacto más fuerte en el mercado financiero se debe a una crisis de liquidez.

En el sistema se ha inyectado mucho dinero, pero los bancos no se fían unos de otros ni se quiere dar crédito a los particulares. Por otro lado, países de todo el mundo comienzan a emitir deuda -bonos del estado-, con un riesgo mucho menor y una rentabilidad que va en aumento. Así que el dinero, como ya veremos, entra en un círculo vicioso del que todavía no hemos salido.

En la próxima entrada trataré el impacto en el sistema financiero moderno, el impacto en el riesgo de liquidez, cómo llegamos a la regulación actual y a qué se dedica nuestra empresa. Pero antes os dejo unas cifras que no todo el mundo conoce. Mientras en España contamos con los dedos de una mano los bancos que han quebrado -dejando de lado las fusiones y otras pseudo quiebras-, en Estados Unidos han quebrado los siguientes:

2007 2008 2009 2010 2011 2012 2013
3 bancos 26 bancos 140 bancos 157 bancos 92 bancos 51 bancos 22 bancos

 

Es verdad que dejar quebrar bancos tiene un fuerte impacto en el sistema, pero mientras Estados Unidos se va recuperando ¿cómo andamos nosotros?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.